Idioma:

Diferencias entre transporte público y transporte privado


Diferencias entre transporte público y transporte privado

El hecho de querer viajar cómodos y seguros es una de los motivos que más nos impulsan a decidir contratar un servicio de transporte privado. La comodidad es un motivo de peso para decidirnos por este, pero la seguridad es algo imprescindible para cualquier persona.

La incertidumbre de no contar con un medio de traslado es algo preocupante, el hecho de no tener un vehículo propio, nos obliga a pensar en una opción que pueda llevarnos a nuestro destino rápidamente. Hay dos opciones a tú disposición una es el transporte público y la otra es contratar un servicio privado. 

En este sentido, imaginemos estar en una ciudad, especialmente de noche y no contar con nadie que pueda trasladarnos a nuestro destino y sacarnos del peligro que supone estar de noche en la calle en un lugar que no conoces, esto puede llegar a ser una experiencia bastante compleja y terrorífica. Una de las cosas que podemos hacer para que sea mucho más fácil, es reservar un transporte privado que te recoja en el lugar que requieras. Esta es la mejor opción, sin embargo lo otro será desplazarte en autobús. 

Cabe destacar que el uso de un vehículo para uso de viajes individuales es más rápido y obviamente más eficiente que el público. Esto es especialmente importante si tu vuelo llega tarde y los autobuses no están funcionando por la noche. 

Ventajas de usar transporte público o privado

Sin más preámbulo, vamos a conocer las diferencias que existen entre ambos, cómo funcionan y, sin duda serán de utilidad a la hora de elegir cual usar; además de qué nos ofrecen a la hora de decidirnos por alguno de los dos. A continuación, los detalles: 

  • Transporte público: son todos aquellos que prestan un servicio popular en diferentes zonas de una ciudad, pueblo, estado entre otros. Los autobuses y taxis están clasificados como medios de traslado para uso común, ya que es un modo en el que se desplazan varias personas.

Vale la pena resaltar que todos estos tipos de vehículo para traslados tienen sus propios horarios porque pasan por rutas específicas en ciertos momentos del día. El único beneficio, es que son relativamente baratos y todas las personas que usan el autobús pagan el mismo importe. Sin embargo, diariamente están saturados, especialmente en los meses de verano. Adicional a esto, los conductores no te esperarán si llegas tarde y los autobuses a menudo no se detienen si están llenos. 

  • Transporte privado: a diferencia del anterior, con este no compartes el vehículo con otras personas a menos que tú lo decidas y estos son el conductor, tus amigos y familiares.

Sin duda las ventajas que ofrece un servicio individualizado, son innumerables y difícil de superar.

¿Qué te ofrece el servicio de transfer privado?

  • Ahorras tiempo: este punto es súper importante y casi determinante para decantarte por un servicio de transfer privado. Nunca esperará a tu conductor, ya ellos serán los que te estarán esperando. Si llegas en avión, el conductor sabe dónde se encuentra el vuelo y cuándo aterrizará. Asimismo, tu conductor personal también conoce perfectamente donde tiene que ir y sabrá la ruta más corta para llegar a tu destino a tiempo.

A diferencia, con un transporte público debes estar en el lugar exacto por donde hará la ruta en caso de no estar ahí en el momento tendrás que esperar a que pase otro, eso supone largas horas de esperas y sin tener la certeza que pasará. Es una incertidumbre, sin contar que hacen pausas en horas de almuerzo entre otras cosas que pueden retrasar su llegada. 

  • Seguro: los conductores están sujetos a controles muy estrictos, deben cumplir con requisitos de licencia y acoplarse a todas las normas impuestas por la empresa, para poder conducir los vehículos que estén bajo su responsabilidad.

En el caso de los vehículos de uso popular, la supervisión no es minuciosa como en el caso de un transfer privado. 

  • Cómodo: sin duda hay más espacio para ti. Los asientos son más cómodos.
  • Rendición de cuentas: con choferes y vehículos ejecutivos, la empresa sabe exactamente que conductor se te ha asignado para desplazarte. Las cámaras también se suelen instalar en estos vehículos. Por lo tanto, existe mayor seguridad y el riesgo de mala conducta por parte del conductor se reduce en gran medida, en comparación con los de traslado colectivo, donde los conductores aleatorios recogen aleatoriamente a los pasajeros al azar.
  • Servicio personal: el conductor ya tiene conocimiento de quién eres y se presentará, te ayudará con tu equipaje y hará todos los esfuerzos razonables para asegurarse de que tu viaje sea agradable.

En el transporte público tú debes cargar tu equipaje y todo correrá por tu propia cuenta. Lo único que hace el conductor es detenerse un momento para que subas a vehículo. 

  • Profesionalidad: los conductores son totalmente profesionales y formados. Están completamente comprometidos a llevarte a donde desees ir, de la forma más segura, cómoda y profesional.

El de uso colectivo llega hasta donde la ruta determinada lo permite, quizás el lugar a donde vas no quede cerca de donde te deja el vehículo y debas caminar el resto para llegar a tu destino. 

Entonces ¿Transporte privado o público?

Las diferencias entre ambos servicios son muchas, lo importante es tener a la mano lo que necesitamos en el momento preciso. Evaluar las ventajas de uno privado y las desventajas de uno de uso colectivo te hará considerar lo importante que es viajar cómodo y seguro. 

Con TransfersOnTime te llevaremos a donde quieras en Gran Canaria, a la hora que quieras y únicamente cuando lo necesites. Nosotros te ofrecemos las mejores opciones y la mejor excelencia, adecuándonos a tus necesidades. ¡Estamos contigo!


Publicado el 21 Jun 2021